EL DESCANSO COMO INDICADOR DEL BIENESTAR EN PERROS DE PERRERAS - La Brújula Canina